Principales problemas digestivos en perros

La digestión en los perros

La digestión es el proceso por el cual el aparato digestivo de un animal transforma un alimento y lo convierte en una sustancia útil para el organismo. Una mala digestión puede ser causa o síntoma de un problema mayor.

En un perro, los problemas digestivos pueden alterar considerablemente la salud y también tener efectos sobre el comportamiento.

Fases de la digestión

La digestión normal de los nutrientes comienza en el estómago (los perros prácticamente no mastican la comida) y continúa en la primer porción del intestino delgado mediante las enzimas pancreáticas, la bilis y las enzimas proteolíticas presentes en las células de la mucosa intestinal, donde se absorben los nutrientes. En la segunda y tercera porciones del intestino delgado y en el intestino grueso se lleva a cabo la absorción del agua presente en el material que está siendo digerido y como resultado se forma la materia fecal.

Gracias a la digestión, las moléculas de los alimentos se descomponen y pueden ser absorbidas por el organismo. Se puede hablar de tres fases dentro de la digestión en los perros:

1- Digestión mecánica: Comprende el masticado del alimento (se puede decir que la digestión comienza en la boca) y el desplazamiento de la bola alimenticia que se forma, al estómago.

2- Digestión química: Es la segunda fase, una vez el alimento ya ha sido ingerido y preparado para ser asimilado por el organismo del perro. De la digestión química se encargan las enzimas digestivas, que son las que convierten las moléculas grandes de los alimentos en otras más pequeñas para que puedan ser absorbidas con facilidad.

Los perros tienen enzimas digestivas en el jugo gástrico, en el jugo pancreático y en las secreciones intestinales.

Al contrario de lo que pasa con los humanos, la saliva de los canes no contiene la enzima alfa-amilasa, una enzima digestiva que actúa durante el masticado.

3- Excreción: La fase final de la digestión es la expulsión de todo aquello que el organismo del perro no retiene, bien porque no le resulta útil, bien porque existe algún problema digestivo que impide la absorción de nutrientes.

Principales problemas digestivos en perros

Los problemas digestivos son frecuentes en perros. Muchas veces, la principal causa es en una dieta inapropiada, de manera que es útil saber detectarlos para poder cambiar la alimentación a tiempo.

Los principales síntomas son la aparición de vómitos o diarrea, pero también la pérdida de peso, los cambios en el apetito, las flatulencias, los ruidos del estómago o la inactividad del perro, que aparece de forma repentina.

Ante cualquiera de estos síntomas, lo más adecuado es acudir al médico veterinario para que haga una valoración y, sobre todo, nos indique cuál es el origen del malestar del perro.

Causas de los problemas digestivos en perros

Si nuestro perro sufre alguna alteración de su aparato digestivo, seguramente nos daremos cuenta porque observaremos alguno de los síntomas descritos más arriba (diarreas, vómitos, etc.). Sin embargo, lo que realmente necesitaremos para poder tratar a nuestro perro y curarlo, es conocer la causa de ese problema digestivo.

Las principales causas de los trastornos digestivos en perros son:

Gastritis

Es la irritación o inflamación del estómago. Sus principales síntomas comprenden vómito, diarrea y dolor abdominal, pero también pueden aparecer otros signos de la enfermedad.

La gastritis puede ser aguda o crónica. La gastritis aguda casi siempre es debida a la ingesta de alguna sustancia dañina para el perro (venenos, objetos indigeribles como plásticos, telas, juguetes de goma, etc.).

Las infecciones bacterianas o virales, las enfermedades de riñón o de hígado o los parásitos internos del perro también pueden dar como síntoma una gastritis aguda.

La gastritis crónica es la evolución de la gastritis aguda. Es decir, si ésta última se prolonga, deviene crónica ya que la mucosa gástrica y la flora bacteriana del tracto digestivo sufren daños a largo plazo.

Hay que tener cuidado porque, en ocasiones, algunos perros ingieren un juguete, un trozo de trapo, un plástico, etc. y este objeto no digerible permanece en el estómago sin llegar a atravesar todo el tracto digestivo, causando inflamación e irritación y dando como consecuencia una gastritis crónica.

Intolerancia alimentaria

Otro de los principales problemas digestivos en perros está relacionado con las intolerancias alimentarias.

Una intolerancia alimentaria es la incapacidad para digerir ciertos alimentos o para absorber determinados nutrientes sin sufrir una reacción adversa sobre la salud. Algunos perros son intolerantes a ciertos componentes del concentrado con el que se alimentan y, en ocasiones, es difícil llegar a determinar qué ingrediente está provocando la intolerancia. Para estos casos, normalmente se recomiendan dietas de exclusión, que el médico veterinario prescribe según sospeche de un ingrediente o de otro.

Las intolerancias a algún alimento normalmente se manifiestan con problemas del aparato gastrointestinal como: diarrea, gastritis, flatulencia, vómito, etc.

Sobrecrecimiento Bacteriano del Intestino Delgado o SIBO

Otro de los principales problemas digestivos en perros es el denominado Sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado (SIBO).

El SIBO es un síndrome que hace que el intestino delgado (en el cual, de forma natural, no hay un gran número de bacterias) empiece a acumular un número excesivo de bacterias o bien de un tipo inadecuado.

El exceso de bacterias en el intestino delgado puede tener como consecuencia una mala absorción de nutrientes y, por lo tanto, desnutrición y todos sus problemas asociados.

El SIBO puede producir diversos síntomas gastrointestinales: flatulencia, dolor abdominal, diarrea, pérdida de peso, etc.

Colitis

Igual que en personas, la colitis en perros es la inflamación del colon o intestino grueso. Cuando el colon se inflama, suelen aparecer diarreas de gran contenido acuoso. Esto es porque el colon es la parte del intestino que más agua absorbe.

La colitis puede ser tanto aguda como crónica y puede estar causada por parásitos, por tumores o por pólipos benignos. Sin embargo, una causa muy común es un cambio brusco en la dieta o la alergia alimentaria a algún ingrediente de la misma.

Pancreatitis

La pancreatitis puede ser otra de las causas de los problemas digestivos en perros. Cuando el páncreas se inflama, o bien no produce la cantidad suficiente de enzimas digestivas, el perro puede tener problemas al digerir los alimentos correctamente.

La pancreatitis puede ser aguda, recurrente o crónica, y sus síntomas son las heces blandas o diarrea, vómito, fiebre, dolor abdominal,  pérdida de apetito e incluso deshidratación.

Esta enfermedad puede tener consecuencias muy graves. En el caso de la pancreatitis crónica, su completa curación es muy difícil ya que el tejido pancreático queda dañado de forma permanente.

Prevención de los problemas digestivos en perros

A veces se soluciona solamente con dieta, pero otras se necesita un diagnóstico y tratamiento específicos. El sistema digestivo del perro es muy similar al del humano.

Lo principal a la hora de prevenir trastornos gastrointestinales en perros es ofrecer siempre una alimentación de calidad y adaptada a las necesidades de cada perro.

Por otro lado, es muy importante mantener una atenta vigilancia para evitar que nuestro perro ingiera algo que pueda dañar su salud. En el caso de los cachorros, que muestran una mayor conducta exploratoria, hay que tener especial cuidado. Si es necesario, se puede recurrir al uso del bozal durante los paseos mientras se aborda el problema con la ayuda de un etólogo o educador canino profesional.

Publicado por nutroexpertos.com

 

BACILLUS COAGULANS

BACILLUS COAGULANS

DESAFIOS OCASIONALES

Antibióticos: “contra la vida”
Probiótico significa “para la vida”.
Los antibióticos se han desarrollado para orientar las bacterias patógenas que se originan en el intestino.
Tanto las bacterias buenas y malas son eliminadas con antibióticos.
Los probióticos ayudan a restaurar el desequilibrio potencial provocada por los antibióticos, pero también es probable llegar a la raíz del problema.
Un perro o un gato que esté o haya estado con antibióticos; es fundamental que inicie un régimen probiótico.
Debe continuar después del régimen de antibióticos, el uso de probióticos, para asegurar un microbioma (número de microorganismos) saludable.

PORQUÉ RECOMENDAR UN PROBIÓTICO?

  • Ayuda en la digestión, absorción y Regularidad
  • Proporciona una fuente de bacterias intestinales beneficiosas
  • Es compatible con un sistema inmunológico saludable
  • Proporciona comodidad gastrointestinal

GanedenBC30

Es el nombre de marca registrada para la cepa patentada de bacterias probióticas, Bacillus coagulans GBI-30, 6086. Es un ingrediente probiótico.

Bacillus Coagulans: GanedenBC30

  • GanedenBC30 es el nombre de la marca para un sistema patentado cepa de bacterias de ácido láctico nombre Bacillus coagulans *, caracterizado por su estabilidad probada y eficacia.
  • A diferencia de la mayoría de otras bacterias probióticas, Bacillus coagulans es una espora que forma microorganismo que hace que sea muy estable y permite que siga siendo viable a través de proceso de fabricación, la vida útil y el consumo.
  • La eficacia de GanedenBC30 está apoyada por estudios en journals, y tiene un excepcional historial de seguridad con estado GRAS por la FDA de los Estados Unidos Food and Drug Administration.

Eficacia del Bacillus Coagulans

INMUNOMODULACIÓN:

GanedenBC30 ha demostrado aumentar la respuesta inmune a los desafíos virales, así como para aumentar la producción de células T después de la exposición a adenovirus 1,2 Mecanismo de acción incluyen anti-inflamatorias e inmunes propiedades moduladoras.

SINTOMATOLOGÍA Y DIGESTIBILIDAD:

GanedenBC30 fue probada para mejorar la calidad de vida y reducir los síntomas relacionados con IG de individuos con ambos, postprandial intestinal GI relacionadas con gas y sin diagnosticar 4 GanedenBC30 se probó en un modelo in vitro del estómago humano y el intestino delgado en su potencial para ayudar a la digestión de
proteína de la leche, lactosa y fructosa. Los resultados muestran el potencial del probiótico para mejorar la digestibilidad de los nutrientes 5.

ALTÍSIMA SUPERVIVENCIA

GanedenBC30 fue probado en un dinámico, validado modelo in vitro del estómago humano y el intestino delgado.
Los resultados apoyan fuertemente la alta supervivencia de las bacterias probióticas (70%) 5.

SEGURIDAD

GanedenBC30 es la única que ha obtenido de Bacillus generalmente reconocido como seguro de estado (GRASS) de la FDA. En concreto, se ha reconocido como seguro para uso veterinario por la FDA Centro de Medicina Veterinaria después de múltiples estudios para evaluar la toxicidad 6.

FRUCTO OLIGOSACÁRIDOS

Único carbohidrato no digestible, que se produce de forma natural en una amplia variedad de alimentos comestibles. Selectivamente utilizado por las bacterias beneficiosas, en el intestino para el crecimiento y proliferación.

FOS, ACCIÓN MULTIMODAL

  • Soporta Microbiota intestinal saludable (PREBIÓTICO)
  • Promueve la regularidad
  • Mejora la absorción de nutrientes ↓ pH en
  • El intestino grueso = ↑ absorción de vitaminas y minerales beneficiosos (hierro, calcio, fósforo, magnesio …)
  • Beneficios funcionales adicionales para
    los felinos

 

Especializados en distribución de productos para mascotas.

Contáctenos

Microempresa del año 2009

Confiere a Sumimascotas la Condecoración Santiago de Cali y destaca su nombre como ejemplo de emprendimiento y de lo que puede la microempresa como simiente de desarrollo empresarial.